El diálogo iniciado a finales del 2016 no llegó a buen puerto y fue suspendido (EFE)
El papa Francisco propuso un encuentro entre representantes del régimen chavista y la oposición venezolana en el Vaticano para intentar retomar el diálogo entre ambas partes, según reveló este viernes el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges.
Dicha reunión, prevista en un principio para enero pasado, luego de que el diálogo se congele en diciembre, no se llevó a cabo porque la oposición exige que el gobierno de Nicolás Maduro cumpla con algunas de las demandas, para así evitar que el encuentro sea infructífero y le dé un nuevo respiro al oficialismo.
"Nosotros dijimos que no íbamos a ir porque entendíamos que el sentido del papa no era hacer turismo político de ir allá y tomarse la foto con él, sino que todo el sentido era anunciar cosas concretas: fecha de elecciones (regionales y de alcaldes), liberación de unos 160 presos políticos, quitar el desacato (de la Asamblea Nacional), cero paja", afirmó, en un encuentro con la prensa extranjera en Caracas.
Borges aclaró también que la invitación no fue hecha personalmente por Francisco, sino a través de la Nunciatura. El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, ha recibido duras críticas del chavismo por exigir que se honre lo alcanzado en el proceso para resolver la grave crisis política, del que la MUD se marginó el pasado 6 de diciembre.
Además, el también coordinador nacional del partido Primero Justicia (PJ) -al que pertenece el ex candidato presidencial Henrique Capriles- indicó que ese posible encuentro "no está descartado" y afirmó que la oposición está lista, aunque para ello "el Gobierno es el que tiene que dar la respuesta en este momento" para que la cita pueda tener lugar.
Sin embargo, Borges reconoció que en la actualidad "no hay negociación, ni diálogo como tal" con el Gobierno, sino únicamente el intercambio de las diferentes propuestas que proponen por escrito los mediadores y las partes.
El pasado domingo, Maduro dijo que se estaba "gestionando un encuentro con el papa Francisco en el Vaticano" y que confiaba en que este se celebrase "pronto" para darle un "abrazo" a la MUD.
El diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana se encuentra en suspenso desde el pasado 6 de diciembre, cuando los representantes de la MUD rechazaron acudir a la reunión plenaria convocada ese día tras asegurar que el Ejecutivo no había cumplido los compromisos alcanzados en encuentros anteriores.